La Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), declaró el año pasado (2009), en uno de sus documentos, que “la sexualidad es un aspecto fundamental de la vida humana, pues comporta dimensiones físicas, espirituales, sociales, económicas, políticas y culturales” [1]. El documento de la UNESCO siguió diciendo que la “educación” sexual es importante, debido “al impacto que los valores culturales y las creencias religiosas tienen en los individuos, especialmente en la gente joven, en cuanto al manejo de sus relaciones con sus padres, maestros, otros adultos y sus comunidades” [1].

Este documento, que es considerado una “guía”, contiene un conjunto de directrices para que todos los países las utilicen una vez realizadas las adaptaciones culturales apropiadas. La Guía fue desarrollada luego de una consulta con miembros de distintos organismos de la ONU: ONUSIDA, UNFPA, UNICEF, OMS [2] y la propia UNESCO. El documento considera esencial el rol de las escuelas; pues la mayoría de los niños pasan la mayor parte del día en ellas. Según la Guía, las escuelas poseen la infraestructura y los adultos de confianza — maestros y administradores — que se necesita para que puedan llegar a ser los centros comunitarios que proporcionen los enlaces a los servicios de “salud sexual y reproductiva”.

En este contexto es muy preocupante el énfasis que el informe le da al “derecho” que los adolescentes tienen a la “confidencialidad” en materia de “salud reproductiva”, al extremo de que sus propios padres quedan excluidos: “Hay lugares donde la gente puede acudir para obtener apoyo en [cuestiones de] salud sexual y reproductiva (por ejemplo: … servicios de anticoncepción [y] … aborto… Una buena fuente de ayuda mantiene la confidencialidad y protege la privacidad”.

Acto seguido el documento explica lo que significa la palabra “confidencialidad” diciendo: “Para promover la salud y el desarrollo de los adolescentes, también se les anima a los estados miembro a respetar estrictamente su derecho a la privacidad y a la confidencialidad, incluyendo la consejería y el asesoramiento en materia de salud… Esta información puede ser dada a conocer solamente con el consentimiento del adolescente… Los adolescentes que son considerados lo suficientemente maduros para recibir consejería sin la presencia de sus padres u otras personas, tienen derecho a la privacidad y pueden pedir servicios confidenciales… [Ello] incluye servicios apropiados de salud sexual y reproductiva”.

El documento define la “educación” sexual como una manera de abordar la enseñanza de la sexualidad y las relaciones que sea apropiada a la edad, culturalmente relevante y realizada de tal manera que proporcione información científicamente “precisa”, “realista” y desprovista de “juicios parcializados”. La Guía también alega que los programas actuales de “educación” sexual en EEUU y otros países desarrollados o en desarrollo, han sido elaborados con el objeto de “reducir” los embarazos no deseados y las infecciones de transmisión sexual (ITS), incluyendo el VIH; y no para proporcionar información acerca de la “salud sexual y reproductiva”.

Debemos señalar enseguida que la frase “salud sexual y reproductiva” es un eufemismo que utilizan las organizaciones antivida para ocultar el aborto y los anticonceptivos, incluyendo los que son abortivos, a pesar de que en ningún documento oficial de la ONU se ha incluido el aborto en la definición de este término [3].

Los autores de la Guía también alegan que los programas de abstinencia en EEUU han tenido un “efecto mínimo” en cuanto a posponer la iniciación de la actividad sexual. De hecho, el actual gobierno federal de EEUU tiene la misma línea ideológica de la ONU. Un “estudio”, realizado por agencias de dicho gobierno, sobre la enseñanza de la abstinencia sexual a adolescentes, arrojó las siguientes “conclusiones”, que fueron publicadas en noviembre del 2009: (1) “no hay” evidencia de que dicha enseñanza logre impedir los embarazos, las ITS y el VIH [3], y (2) se recomienda, en su lugar, una “educación” en “salud sexual y reproductiva”. [4]

Sin embargo, estas “conclusiones” del “estudio” del gobierno de EEUU, que la UNESCO ha aceptado, son absolutamente falsas. Se estrellan estrepitosamente contra los datos proporcionados en nuestro primer artículo de este mismo boletín. Y, como, demostraremos en un ulterior artículo, este “estudio” está desacreditado. (Consultar: http://www.vidahumana.org/news/19abril2010.html#3)

Basándose en esas “conclusiones”, el documento de la UNESCO propone “mejorar” la situación actual por medio de la introducción de una enseñanza “eficaz”, basada en las escuelas, de la “salud sexual y reproductiva”, comenzando a la edad de 5 años.

El segundo volumen de la Guía de la UNESCO contiene una descripción extensa y muy concreta del contenido que recomienda para esta enseñanza según las edades de los estudiantes. Los conceptos claves son (1) las relaciones, (2) los valores, las actitudes y las capacidades, (3) la cultura, la sociedad y los derechos humanos, (4) el desarrollo humano, (5) el comportamiento sexual, y (6) la “salud sexual y reproductiva”. Entre los objetivos del aprendizaje se encuentran los siguientes: (1) La redefinición de la familia en términos de “diferentes tipos de familia” para las edades de 5 a 8 años, (2) los valores en relación con el género, las relaciones, la intimidad, la sexualidad y la reproducción para las edades de 9 a 12 años, (4) y (6) el uso correcto y consistente del condón y los anticonceptivos también para las edades de 9 a 12 años y (5) la masturbación para las edades de 9 a 12 años.

En próximos artículos presentaremos el tipo de “educación” sexual que otras organizaciones antivida también quieren implementar en el mundo, como si fuese un “derecho humano internacional” de niños, adolescentes y jóvenes.

Los padres de familia hispanos de EEUU y América Latina, ¿quieren este tipo de “educación” sexual que propone la UNESCO para sus hijos? ¡Por supuesto que no! ^

 

 Felipe Vizcarrondo, MD, MA, es médico pediatra y cardiólogo, especialista en bioética, y colaborador de VHI. 
Fuente: http://www.vidahumana.org/news/19abril2010.html#3 
 Notas:
[1]. International Technical Guidance on Sexuality Education, vol. 1, The Rationale of Sexuality Education, UNESCO, http://hivaidsclearinghouse.unesco.org
[2]. El ONUSIDA es el organismo que se ocupa de la “prevención” del SIDA; las siglas “UNFPA” se refieren, en inglés, al Fondo de Población de la ONU; las siglas “UNICEF” se refieren, también en inglés, al Fondo de la ONU para la Infancia; y las siglas “OMS” se refieren a la Organización Mundial de la Salud.
[3]. Véase: “El por qué el eufemismo ‘salud reproductiva’ sí incluye el aborto (II)”, Boletín Electrónico de VHI, Vol. 8, No. 20, 2 de junio del 2004, http://www.vidahumana.org/news/2JUNIO04.html. Totalmente documentado. En cuanto a que el término “salud reproductiva” fue definido oficialmente por la ONU sin incluir el aborto, véase: UNFPA, Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, 1994, par. 7.2 y par. 8.25, http://www.unfpa.org/spanish/icpd_poa.htm.
 [4]. Prevention of HIV/AIDS, other STIs and Pregnancy: Group-based Abstinence Education Interventions for Adolescents, The Community Guide, CDC, United States HHS, http://thecommunityguide.org/hiv/abstinence.ed.html.
Anuncios

Grupo de Trabajo sobre ITS.                                                         Resultados de Julio 2005-Diciembre 2007

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son un importante problema de salud pública tanto por su morbilidad como por sus complicaciones y secuelas si no se realiza un diagnóstico y tratamiento precoz. Así mismo, existe una importante interrelación con la infección por el VIH: por una parte las ITS aumentan el riesgo de adquisición y transmisión del VIH a través de distintos mecanismos y por otra, al compartir vías de transmisión con el VIH y tener un periodo de latencia más corto, son consideradas como indicadores de cambios en los comportamientos sexuales de riesgo.

La información epidemiológica sobre las ITS a nivel estatal se obtiene a través del Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria (EDO). Las ITS sometidas a vigilancia epidemiológica son la infección gonocócica, la sífilis y la sífilis congénita, todas ellas de declaración numérica semanal. Esta información, permite detectar cambios a lo largo del tiempo. Así, a través de este sistema se ha podido apreciar en los últimos años un incremento en los casos de sífilis y gonococia notificados en toda España. Sin embargo, por razones obvias, el sistema de declaración numérica no permite profundizar en las características de los casos nuevos notificados.

Por este motivo, en Mayo de 2005 se creó el grupo de trabajo sobre Infecciones de Transmisión Sexual (Grupo de Trabajo sobre ITS), compuesto inicialmente por 14 centros de diagnóstico y tratamiento de ITS pertenecientes a 7 Comunidades Autónomas. En 2007 se incorporaron al grupo de trabajo otro centro de Murcia e Instituciones Penitencias. Los objetivos que persigue el grupo son a) monitorizar las tendencias de casos de sífilis infecciosa e infección gonocócica en los centros participantes, b) caracterizar los nuevos diagnósticos de sífilis e infección gonocócica y c) analizar las circunstancias en las que se producen estos diagnósticos.

En este informe se presenta una descripción de los nuevos diagnósticos de sífilis infecciosa e infección gonocócica identificados en los centros participantes en el grupo de estudio.

CONCLUSIONES:

– En total se identificaron 1.891 pacientes que se correspondieron con 1.918 diagnósticos de ITS (842 de sífilis y 1.076 de infección gonocócica). Al 1,4% de los casos se les diagnosticó sífilis e infección gonocócica al mismo tiempo.

– El patrón sociodemográfico muestra un predomino de los hombres, con una edad media de 34,9 años para los diagnósticos de sífilis y de 31,6 años para la gonococia. El 53% de los pacientes tienen estudios secundarios o superiores. Con respecto al lugar de origen, el 60% son españoles, los originarios de otros países provenían principalmente de Latinoamérica (Habiendo una mayor proporción de mujeres con respecto a los españoles).

– Alrededor de 1 de cada 5 diagnósticos de sífilis y 1 de cada 4 con infección gonocócica presenta además otra ITS de forma concurrente, siendo las más frecuentes la clamidia y el condiloma.

– El 40% de los diagnósticos de sífilis y de los de gonococia tenían antecedentes previos de ITS.

– La coinfección VIH/sífilis fue del 21,6% y la de VIH/gonococia del 9,0%, conociendo la mayor parte de los casos su estado serológico frente al VIH previo al diagnóstico de estas ITS. Al analizar la prevalencia de coinfección por el VIH en estas ITS según mecanismo de transmisión se observan mayores prevalencias en Homosexuales y en bisexuales que en heterosexuales: 

           * Sífilis+VIH: Homosexuales: 28,5% Bisexuales: 10,2% Heterosexuales: 3,8%

           * Gonococia+VIH: Homosexuales: 12,6% Bisexuales: 5,1% Heterosexuales: 1,6%

– El mecanismo de transmisión más probable tanto de la sífilis como de la infección gonocócica fueron las relaciones homosexuales entre hombres (67,9% junto con los bisexuales, de los casos de Sífilis)

– Un tercio de los casos de sífilis y de gonococia en hombres que tuvieron relaciones con hombres se han transmitido sólo por sexo oral.

– El 44,3% de los diagnósticos de sífilis y el 48,0% de los de gonococia habían tenido entre 1-5 parejas en el último año. 

– En el 3,9% de diagnósticos de Sífilis y en el 2,8% de Gonococia, de los que constaba información, la adquisición de la ITS se atribuye a un accidente con el preservativo.

– Las situaciones de riesgo más frecuentes para la adquisición de éstas ITS fueron las relaciones sexuales con un contacto esporádico (71,8% en españa) seguidas de la relación con la pareja estable (37,7% en españa). 

– El 10,8% de los nuevos diagnósticos de sífilis y el 7,6% de los de gonococia ejercían de la prostitución; el contacto con la prostitución estuvo presente como situación de riesgo en el 7,4% de los diagnósticos de sífilis y en el 9,6% de los de gonococia .

Fuente: 
Estudios publicados en Febrero 2009 por el Ministerio de Sanidad y Consumo, Ministerio de Ciencia e Innovación y el Instituto de Salud Carlos III.

El Royal College of Psychiatrists, preclara institución profesional de psiquiatría de Inglaterra, ha otorgado un significativo cambio en sus indicaciones sobre el vínculo entre aborto y salud mental.

“La interrupción voluntaria del embarazo” lleva a un peligro significativo para la salud mental de las mujeres y aconseja que se oriente sobre estas inseguridades a quienes pretenden abortar. Se exhorta a la edición de publicaciones que comenten los trances de desesperanza después de un aborto, pues “no puede haber consentimiento informado, si no se suministra una información adecuada”.

La actriz Emma Beck, una joven intérprete británica de 30 años, llevaba una gestación de mellizos y abortó. Al poco tiempo se suicidó -apareció colgada-, aliviándose al dejar a sus parientes una patética carta: “La vida es un infierno para mí, yo nunca debería haber abortado, habría sido una buena madre. Quiero estar con mis bebés, necesitan de mí más que nadie”.

Por otra parte, el erudito Peter Saunders, secretario general del Christian Medical Fellowship, aseveró: “¿Cómo puede un médico justificar ahora un aborto por razones de salud mental, motivo que se invoca para más del 90% de los más de 200.000 abortos anuales que se practican en Gran Bretaña?”.

En nuestro país, según informes del IPF, hemos saltado de 9.000 abortos en 1985, a más de 115.000 en el pasado año. Con este monto se evalúa que, diariamente, más de 300 chiquillos no verán la luminaria del día, por lo que se ha rebasado el millón cien mil abortos desde que se legitimó la aplicación del aborto. Esto significa que cada 5 segundos se comete un asesinato. Actualmente uno de cada seis embarazos termina en aborto.

“Una sociedad que presume de sus políticas sociales debería proteger más a los indefensos ya que la defensa de la vida es ‘una obligación moral’ que las administraciones públicas deben apoyar”, afirmó Francisco Gil Hellín.

Clemente Ferrer

Artículo publicado en Hispanidad http://www.hispanidad.com/noticia.aspx?ID=135767

 


Frente a los riesgos para la salud que entrañan los anticonceptivos (ver Aceprensa, 10-02-2010), la planificación familiar natural es completamente segura. A la vez, los estudios científicos recientes muestran que tiene una elevada eficacia, gracias a los métodos actuales de diagnóstico de la fertilidad.

 Mas de 50 millones de mujeres en el mundo utilizan anticoncepción hormonal; de hecho es probable que más del 80% de las mujeres en edad fértil en países anglosajones o escandinavos los hayan utilizado en algún momento. Los más consumidos son los anticonceptivos combinados, que contienen hormonas femeninas, estrógenos y progestágenos. Sólo el 1% de la contracepción hormonal se basa en preparados exclusivamente de progestágenos, que presentan menor eficacia y otros inconvenientes.

Las mujeres adecuadamente informadas sobre planificación familiar natural son perfectamente capaces de distinguir cuándo son fértiles y cuándo no, con independencia de su nivel cultural

La alta eficacia de los anticonceptivos combinados (en torno al 99% con “perfecto” cumplimiento de instrucciones de uso), su reversibilidad y facilidad de uso explican su extensión masiva. Son responsables de la primera revolución reproductiva mundial. El uso de anticonceptivos combinados se extendió a partir los años 60, y la tasa de fecundidad mundial descendió de 5,1 hijos por mujer en 1950 a 3,7 en 1990.

Riesgos de los anticonceptivos

Paralelamente, como se explicó en el artículo anterior, creció el cáncer de mama, especialmente en países desarrollados y en mujeres más jóvenes. El cáncer de mama es el principal cáncer en la mujer, que en España causa unas 6.000 muertes al año. El riesgo de cáncer de mama es especialmente alto en mujeres jóvenes que se expusieron durante varios años a anticonceptivos combinados antes de su primer parto. A este mayor riesgo de cáncer se suma el riesgo cardiovascular (trombosis arterial o venosa).

La planificación familiar natural hace que los esposos sean conscientes de su fertilidad, permite detectar precozmente algunos problemas ginecológicos e implica más al varón

La industria farmacéutica ha reaccionado frente al riesgo cardiovascular reduciendo las dosis de estrógeno de los anticonceptivos combinados. Al reducirse la dosis de estrógeno, parte de la eficacia de los anticonceptivos combinados ha dejado de ser debida a efectos anovulatorios (las dosis altas de estrógenos impedían la ovulación), y ahora se sabe que uno de los mecanismos de acción de los anticonceptivos combinados es el efecto antiimplantatorio, posterior a la fecundación, más relacionado con los progestágenos. Los anticonceptivos combinados anulan el mecanismo fisiológico del ciclo (realmente ya no hay ciclo) e impiden que el endometrio esté preparado para que anide el embrión en caso de que se produzca la fecundación.

Todos los aspectos anteriores, representan motivos científicamente sólidos para hacer objeciones al uso de anticonceptivos combinados.

Investigación de calidad sobre fertilidad humana

En cambio, los métodos basados en el conocimiento de la fertilidad (Fertility Awareness Based Methods) no tienen esos inconvenientes. Se basan en capacitar a los esposos para identificar el periodo del ciclo menstrual en que la mujer es fértil. Cuando el conocimiento de la fertilidad se usa para favorecer o evitar un embarazo, suelen ser más conocidos como planificación familiar natural.

En 1979 la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió la planificación familiar natural como el conjunto de técnicas para procurar o evitar los embarazos mediante la observación de los signos y síntomas que, de manera natural, ocurren durante las fases fértiles e infértiles del ciclo menstrual. En vez de “signos y síntomas” de fertilidad, es preferible llamarles indicadores de fertilidad, ya que no son consecuencia de enfermedad alguna en la mujer.

La observación de estos indicadores que ocurren de manera natural durante el ciclo menstrual sirve para delimitar los períodos de fertilidad e infertilidad. El periodo de fertilidad viene condicionado por la supervivencia del óvulo (hasta 24 horas) y del espermatozoide (hasta cinco días en presencia de secreción cervical fértil), por lo que la ventana fértil es aproximadamente de 7 días. La ovulación ocurre aproximadamente de 10 a 16 días antes de la menstruación. No basta conocer la duración del ciclo para saber exactamente cuándo ha ocurrido. Pero hoy existen pruebas sólidas de que las mujeres adecuadamente informadas sobre planificación familiar natural son perfectamente capaces de identificar su ovulación y por tanto de distinguir cuándo son fértiles y cuando no lo son, independientemente de su nivel cultural.

Esta afirmación está validada por la OMS y forma parte del gran conocimiento adquirido en los últimos 20 años, tras una extensísima tarea de investigación, dirigida a valorar empíricamente diversos aspectos de la planificación familiar natural, que incluyen sus métodos de enseñanza y la valoración de su efectividad en condiciones reales.

Por desgracia, todavía persiste en algunos sectores el error, a veces se diría que malintencionado, de confundir el llamado “método del ritmo”, que hace referencia al método Ogino-Knaus (método del calendario, simplista, con poca efectividad porque depende de la regularidad de los ciclos), con el conjunto de los métodos naturales actuales que tienen una eficacia alta apoyada en buena ciencia.

Cuatro métodos

Hace ya muchos años, en 1982, la OMS y el centro BLAT (Centro para la Educación Médica y Sanitaria de la Asociación Médica Británica de Londres) elaboraron el “Family Fertility Education Package” (material educativo sobre la fertilidad familiar). Era un instrumento didáctico y de referencia para instructores con experiencia en planificación familiar natural, avalado por un amplio consenso de expertos (ginecólogos, médicos generales y educadores). En este material se definieron cuatro principales opciones para los métodos de planificación familiar natural que son más utilizados hoy:

1) Método de la temperatura corporal basal (TCB).

2) Método del moco cervical o Billings.

3) Método sintotérmico.

4) Método de lactancia-amenorrea (MELA).

La temperatura corporal basal (TCB) es la que se toma después del “reposo mayor”, al menos de 4 horas, y antes de levantarse de la cama. Esta temperatura se modifica durante el ciclo si hay ovulación. En la fase previa a la ovulación (preovulatoria) las temperaturas de la mujer son más bajas. Después, en la fase siguiente a la ovulación (postovulatoria) sube la temperatura (al menos 0,2º C, típicamente 0,5º C), y este nivel más alto de temperaturas permanece durante unos 10-16 días. Después de la ovulación, la progesterona del cuerpo lúteo desencadena dicho ascenso. Esto permite saber cuándo ha sucedido la ovulación y esta información contribuye a determinar el periodo fértil. Este indicador se usa en combinación con otros.

El método Billings está basado en valorar la secreción cervical, que es un hidrogel producido por las células de las criptas del cuello uterino. Su secreción y sus características físicas están controladas por las hormonas femeninas que van cambiando durante el ciclo. La mujer nota y ve esta secreción y puede distinguir perfectamente las tres fases del ciclo menstrual femenino: infertilidad relativa, fertilidad probable e infertilidad. El método Creighton-Naprotecnology es otra variante que se basa en la secreción cervical (www.aafcp.org; www. naprotechnology.com).

(continuará)

 

Jokin de Irala. Profesor titular de Medicina Preventiva y Salud Pública, Universidad de NavarraMiguel A. Martínez-González. Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública, Universidad de Navarra.

(Publicado en Aceprensa 07/04/2000)

Los peligros de la PDD

abril 19, 2010


La píldora postcoital “intercepta el embarazo y puede llegar a desarrollar un tumor”, dice un experto ginecólogo.

El humanista Manuel Carreras advierte de los riesgos; las Administraciones alientan a las jóvenes a utilizar el medicamento, incluso con descuentos. El Carné Joven de la Junta de Andalucía no sólo ofrece descuento a las jóvenes que quieran abortar sino que también lo hace con la compra en muchas de las farmacias andaluzas de la llamada píldora del ‘día después’.

Esta estimulación del consumo de la píldora postcoital se da en otras comunidades españolas y también desde el Ministerio de Igualdad, donde en una de sus campañas se afirma que “no es abortiva” y que se puede tomar “sin ningún problema de salud”. Cabe calificar como mínimo de imprudentes este tipo de ‘consejos’ sobre todo si tenemos en cuenta que el propio Ministerio de Sanidad reconoció el pasado mes de enero el “riesgo potencial de tromboembolismo venoso” con el uso de la píldora.

El aviso provenía de un informe de la Agencia del Medicamento que contradecía a su ministra Trinidad Jiménez, quien ocho meses antes aseguraba que “hay datos suficientes sobre su seguridad” y que la píldora “no tiene efectos secundarios”.“Puede desarrollar un tumor”. Las advertencias sobre el uso imprudente de la píldora postcoital también provienen de voces autorizadas en el campo de la Medicina, como la de Manuel Carreras Padrós, médico humanista y ginecólogo de dilatada experiencia, quien no duda en afirmar que puede “desarrollar un tumor”.

En una entrevista publicada el pasado 5 de abril en el diario El Mundo, este médico, hijo, nieto y padre de médicos, recuerda que “se ha triplicado su consumo”, a pesar de que “cuesta alrededor de 19 euros”. Advierte el experto de que “a largo plazo y usada de forma reiterada es evidente que puede alterar cualquier función fisiológica porque provoca una menstruación sistemática, una tras otra”. “Un uso reiterado no se sabe aún qué efectos puede tener a largo plazo. No se trata de un fármaco anticonceptivo; la pastilla del ‘día después’ es un interceptor, es decir, intercepta la posibilidad de embarazo y provoca una menstruación”, añade. Carreras tiene claro que “si, por ejemplo, la chica que toma la pastilla tiene un quiste benigno y no lo sabe, el hecho de irle provocando menstruaciones no es nada beneficioso; al contrario, puede llegar a desarrollar un tumor preexistente”.

Por otra parte, el ginecólogo también considera que, en referencia a que las menores puedan abortar sin consentimiento paterno con la nueva Ley del Aborto, “toda interrupción, como toda actividad médica, entraña riesgos por las complicaciones. O sea que yo creo que es un error”. “Los padres tienen que estar informados, porque son los responsables teóricos de esa criatura, o sea que en una interrupción de gestación creo que los padres tienen el derecho de ser informados”, concluye el médico humanista. ‘Úsalo para todo’

Volviendo al Carné Joven andaluz, que ofrece “descuentos en todos los sectores” con el eslogan de ‘Úsalo para todo’, en ciudades como Sevilla hay clínicas que ofrecen descuentos del 20% en “consultas y servicios directos de interrupción voluntaria del embarazo y ecografía, consultas de planificación familiar, revisiones ginecológicas, vasectomías, fimosis, etc.” para las y los jóvenes que presenten el carné, según anuncia la Clínica Heliopolis.  

Almería, Baena o Puerto de Santa María son otras localidades donde se ofrecen descuentos en la compra de preservativos o de la píldora postcoital, por ejemplo. De hecho, la Consejería de Salud de Sevilla ha editado folletos en cinco idiomas (español, inglés, francés, árabe y rumano) en los que se incita a tomar la píldora del ‘día después’ como solución tras las relaciones sexuales de riesgo. “Si tienes relaciones, cuídate. Si se te olvidó o algo te falló, te queda una opción: la píldora del día después”, reza el lema del folleto, en el que también se insiste en que “no es abortiva” y en que “su uso repetido no tiene riesgos graves para la salud”. Para Igualdad, “no es abortiva” . Los mismos ‘consejos’ son utilizados en la web de la última campaña del Ministerio de Igualdad, que responde al eslogan ‘Educando en Igualdad’, donde se anima a los adolescentes en cuestiones de sexo de la siguiente manera: “ya lo sabes: tanto si eres chica como si eres chico, con la sexualidad, ¡no te cortes!” En el apartado ‘Carlota te habla de sexo’, una de las secciones habla sobre la píldora postcoital y afirma que el tratamiento “no es abortivo” y que “cuanto antes se tome después del coito desprotegido, mejor”. “La gran mayoría de chicas se lo pueden tomar sin ningún problema de salud, aunque algunas veces pueden aparecer molestias leves como nauseas, dolor de cabeza, malestar general que no dura más de un día”. Pero, ni una palabra sobre los riesgos que entraña, según se cansan de advertir cada vez más expertos en Medicina. En ese sentido, tanto la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, como su homóloga en Sanidad, Trinidad Jiménez, se han mostrado como las más firmes defensoras de la píldora y del aborto, a pesar de los riesgos que entrañan.

 

Noticia publicada por Forum Libertas:
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=16759&id_seccion=24


En la sociedad española existen variadas formas de entender la sexualidad, dada la pluralidad de concepciones de la persona y la moral que coexisten. Al menos hay dos enfoques radicalmente contrapuestos: el que hunde sus raices en la antropología del humanismo cristiano que vincula la sexualidad a la complementariedad natural hombre-mujer, a la capacidad enriquecedora de crear una familia y a la apertura a la vida, por un lado; y,por otro, la que ve la sexualidad como una pura dimensión de la capacidad de placer que proporciona el cuerpo, sin más trascendencia en su ejercicio.

Una y otra forma de entender la sexualidad dan lugar a concepciones distintas sobre qué es y cómo debe hacerse la educación sexual de los más jovenes. Para la primera de ellas educar en la afectividad y la sexualidad es inseparable de la formación integral de la persona, de una educación para el amor responsable y para la entrega personal en un contexto de permanencia en el tiempo y abierta a la vida. Para la segunda, en materia sexual no hay más criterio que las apetencias individuales del momento, como si el sexo fuese un pasatiempo sin más trascendencia, no hay más pecado que la imposición ni más riesgo que el embarazo o la transmisión de enfermedades.

 El Gobierno y bastantes CCAA quieren imponer en la escuela la segunda de estas concepciones como si fuese la única legítima  y al amparo de una presunta política de salud pública. Se trata de una imposición ideológica de raíz totalitaria que desconoce el pluralismo y la libertad ideológica y religiosa y la libertad de enseñanza.

 

Benigno Blanco. Artículo publicado en La Razón.

Sobre Familia y Sexualidad

noviembre 23, 2009


¿Por qué un blog sobre familia y sexualidad? 

Por que el nuevo proyecto de ‘Ley del aborto’, además de la regulación totalmente rechazable de las practicas abortivas, dedica sus primeros 11 artículos a regular la que denomina “salud sexual y reproductiva” que han pasado desapercibidos ante la opinión pública pero que suponen  un gravísimo atentado a los derechos de la familia, a la patria potestad y a los intereses de los menores.

Foro de la Familia recuerda que una verdadera educación sexual capaz de evitar embarazos adolescentes y abortos debe ser una educación impartida desde y bajo la dirección de los padres y basada en el incentivo de la responsabilidad sexual. Insistir bajo en nombre de salud sexual y reproductiva en campañas y enfoques que llevan fracasando 30 años, como es el caso del concepto de educación sexual del Gobierno actual es como echar gasolina al fuego, pues incrementará las conductas de riesgo de los fenómenos patológicos que aparentemente se quieren combatir.

Sobre el Foro Español de la Familia:

El Foro Español de la Familia (FEF) es una asociación de asociaciones de carácter civil, ámbito nacional y vocación internacional. En la actualidad está constituido por más de 5.000 asociaciones, agrupadas en 117 federaciones, 19 confederaciones y otras entidades que en total  representan a más de  4 millones de familias españolas.

El FEF nace el 23 de Julio de 1999 en Santiago de Compostela, cuando varios centenares de representantes de diversas entidades –con objeto de cubrir en España la carencia de una plataforma familiar tal y como existe en otros países europeos- firmaron un DOCUMENTO MARCO (ver 1.5) para su constitución como un FORO civil, no confesional, que aglutinara al mayor número posible de organizaciones relacionadas con la familia.

La fuerza del Foro radica en una sencilla cuestión numérica: las  familias españolas suponen la inmensa mayoría de la sociedad;  un gigante dormido que ha empezado a hacer oír su voz.

Misión

Promover e impulsar la presencia pública de la familia en la sociedad para defender sus derechos y su papel en la vida social.

Esta presencia se consigue mediante la actuación del Foro en tres colectivos fundamentales:

a) La sociedad civil: Los ciudadanos de base.

b) Los medios de comunicación.

c) Las instituciones y organismos responsables de la política familiar: los políticos.

La incidencia del Foro en estos grupos hace posible que la Familia esté presente en la sociedad como un agente social importante con el que se ha de contar; es generador de noticias, fuente de comunicación social y de opinión pública, referente para muchos y a su vez, elemento condicionante del futuro político de España.

En definitiva, un agente social con presencia activa en todas las decisiones políticas.

Objetivos

1.  Propagar, promover y defender en el seno de la sociedad los valores esenciales de la persona y de la familia, constituida ésta por la unión matrimonial entre un hombre y una mujer, estimulando la concienciación social sobre dichos valores.

2. Investigar los problemas actuales de la familia y generar soluciones y alternativas que permitan su fortalecimiento en la sociedad actual.

3. Acceder y actuar ante las instituciones y organismos responsables de la política familiar, canalizando las convicciones y los esfuerzos de muchas personas respecto a dichos valores.

4. Facilitar la comunicación y el encuentro entre entidades y personas que promuevan y defiendan valores fundamentales de la persona y de la familia.